De travieso a agradable: poderosa práctica ayuda a niño de 10 años a transformarse totalmente

Rabietas, malhumor, maldiciones, peleas: la mayoría de los padres pueden conocer estos problemas difíciles cuando crían a sus hijos. Pero a veces los niños pueden irse al extremo, y disciplinarlos es todo un calvario. Esta es la historia de un niño de 10 años de nombre Hoang Long, de la ciudad capital de Hanoi, en Vietnam, que era famoso por su mal comportamiento. Ni sus padres ni sus maestros pudieron ayudarlo, pero un camino espiritual terminó con su exasperación para emerger como un niño disciplinado.

Long completamente transformado, pasando de travieso a un niño bien disciplinado. (Imagen: DKN.tv)

En el pasado, Long era uno de los estudiantes más traviesos de su clase. En una entrevista con DKN.tv, dijo: “Aunque solo tenía 10 años, era conocido por mi mal comportamiento golpeando a mis amigos. Cuando quería los juguetes de mis amigos, simplemente se los quitaba; y cuando mis amigos los pedían de vuelta, les pegaba en la nariz hasta que sangraran”.

“También maldecía y veía malas películas, empeorando mi mal comportamiento. No ayudaba a mis padres con sus tareas domésticas a pesar de que me pedían que cuidara a mis hermanos, sino que solamente me quejaba”, agregó.

En una ocasión, Long recuerda que vio un video en Internet de un niño de 10 años fumando tabaco, e inmediatamente guardó el video en su teléfono. La misma tarde fue a un hotel cercano a su casa para comprar tabaco, pero el hombre del mostrador se negó e insistió en que le pidiera permiso a su madre para consumir tabaco. Long dijo: “Sabía que mi madre no estaría de acuerdo con la idea tan pronto como se enterara”.

Sin embargo, el hombre le dio un cigarrillo, y Long le dio una bocanada pero se desmayó a los pies del hombre. Fue revivido por agua salpicada en su rostro, pero aún se sentía muy confuso y no podía recordar el camino de regreso a casa.

En otra ocasión, Long explica que se enteró de que alguien de su clase había perdido el dinero para pagar su colegiatura. Pero en lugar de devolvérselo, se lo guardó en un bolsillo y se lo gastó con sus amigos. Dijo: “Compré juguetes para cada uno de ellos y un juego de Lego para mí. Con el dinero restante que quedaba, decidí enterrarlo en el edificio de la escuela. Pero cuando el edificio de la escuela fue renovado, el dinero también desapareció”.

La madre de Long, de nombre Huyen, también notó el comportamiento diferente de su hijo: “Desde que di a luz a Long, supe que era un niño muy inteligente. Más tarde, vi que su personalidad gradualmente se volvía más agresiva”. Lentamente se dio cuenta que Long comenzaba a mostrar signos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Al notar los cambios en el comportamiento de Long, su madre estaba preocupada y sintió la necesidad de abordar el problema. Pero el padre de Long se opuso diciéndo que el comportamiento de su hijo era normal y aceptable.

Huyen decidió ver a su hijo de 5 años en el centro atunero donde estaba, y descubrió que el niño estaba levemente perturbado. A menudo entraba a las casas de otras personas y usaba sus pertenencias sin permiso. También comenzó a destruir las pertenencias personales de su padre, y día a día su comportamiento iba empeorando.

Sintiéndose impotente, su madre trató de buscar soluciones en amigos y parientes para atender la mala conducta del niño, pero nada parecía funcionar. Para cuando cursara el primer grado escolar, Huyen decidió enviar a Long a una buena escuela que podría ayudar a su inestable situación psicológica. Sintiéndose absolutamente agobiada, Huyen dijo: “Empecé a tener la sensación de que mi vida era muy trágica. Cuando el maestro de mi hijo compartió conmigo la metodología para criarlo, sentí que lo estaba haciendo de la manera correcta”.

Las cosas dieron un giro drástico cuando Huyen dio a luz a otro niño. Su atención hacia Long se deterioró. Debido a esto, sus calificaciones bajaron, como explica la mamá: “Tuve que contratar un tutor para él; más tarde descubrí que el costo de contratar un maestro privado no era razonable, así que decidí transferir a Long a una escuela pública”.

Después de enviarlo a la escuela pública, Long no cambiaba. Su maestro a menudo se quejaba de su mala conducta y Huyen dijo: “Sabía que Long era un niño inteligente y astuto, lo que también lo hizo absorber malos hábitos muy rápidamente”.

Long siguió empeorando día tras día, nunca quería escuchar a su madre y también comenzó a maldecir a otras personas. No solo lo hacía él, sino que también se lo enseñaba a sus hermanos. Esto hizo que toda la familia estuviera mal.

Huyen le dijo a DKN.tv: “Cuando Long llegó al cuarto grado, estaba extremadamente angustiada por escuchar las quejas y críticas de sus maestros. Su maestro mencionó que Long solía maldecir a sus amigos y también declaró que Long podría no ser capaz de pasar del cuarto grado”. Esto dejó a la madre de Long impotente, ya que había intentado todas las formas posibles para disciplinarlo.

Como cariñosa madre, incluso hizo todo lo posible inscribiéndolo en clases especiales, pero eso también resultó ser infructuoso. Inicialmente, Long mostraba gran interés y aprendía rápidamente, pero luego perdía el interés y abandonaba las clases.

Repentinamente, las cosas cambiaron drásticamente para Long, y la esperanza llegó en la forma de un ángel cuando Long vio a su abuela haciendo algunos ejercicios. Long dijo: “Le pregunté: ‘Abuela, ¿qué es esto?’ Ella me dijo ‘es Falun Dafa’ y me preguntó si me gustaría cultivarme. Le dije que no en ese momento, y pensé por qué tendría que cultivarme mientras estaba viviendo una vida placentera”.

Long practica los ejercicios de Falun Dafa. (Crédito: DKN.tv)

Long recuerda que cada vez que veía a su abuela practicar, esos llamativos ejercicios lo atraían. Pero no parecía listo para practicarlos. Quería saber qué era exactamente.

Finalmente, decidió hacerlo, y ya ha pasado un año desde que comenzó apracticar Falun Dafa. Long se ha transformado para convertirse en una mejor persona y ha hecho un esfuerzo constante para detener todo su mal comportamiento.

El niño dijo: “Ya no maldigo ni peleo con mis amigos como antes. También comencé a escuchar a mis abuelos, padres y maestros. Además de esto, he dejado de ver malas películas. También sé cómo influir mejor en mis hermanos; y cuando me siento triste, leo más libros”.

Al preguntarle sobre los principios de Falun Dafa, que son Verdad, Compasión y Tolerancia, Long menciona: “Personalmente, encuentro que aprender el principio de Verdad no es realmente difícil. La forma más sencilla de hacerlo es simplemente diciendo lo que sea que esté pensando, y no le diría a los demás cosas que desconozco o que fueran irreales”.

Y agrega Long: “Cada vez que mi hermano menor me toma el pelo, creo que necesito practicar el principio de Tolerancia. También reconozco que mi hermano menor es demasiado pequeño para entender todo”. Long ahora está haciendo un esfuerzo serio por practicar los principios de Falun Dafa todos los días.

Long intenta mantener la paciencia cuando es molestado por su hermano menor. (Crédito: DKN.tv)

Con todos los cambios milagrosos que ha experimentado después de haber comenzado a practicar Falun Dafa, Long dijo: “Creo que cuando nací era como una hoja de papel en blanco, pero alguien me enseñó cosas equivocadas; como si me pusiera tinta negra. Pero desde que comencé a practicar Falun Dafa, me limpiaron y ahora tengo media hoja de papel blanco. Me parece que si un borrador puede eliminar manchas de tinta, entonces Falun Dafa también puede erradicar esas cosas negras en mi cuerpo”.

Pronto, todos a su alrededor comenzaron a notar su gran transformación; también comenzó a ayudar a su madre en las tareas domésticas y a lavar los platos. La madre de Long también se muestra contenta con su transformación y siente que su vida ya no es lo miserable que solía ser.

Long ahora participa en los quehaceres domésticos y ayuda lavando los platos. (Crédito: DKN.tv)

Long también mejoró drásticamente en sus calificaciones. De ser el último estudiante en cuarto grado, pasó a ser uno de los mejores estudiantes en quinto grado.

Su milagroso cambio hizo que su maestro Pham Duy también comenzara a practicar Falun Dafa. Su perspectiva de la vida ha cambiado mucho desde entonces.

Long leyendo el libro de Falun Dafa con su madre Huyen. (Crédito:  DKN.tv)

La vida de Long ha dado un giro de 360 ​​grados y ha demostrado que siempre hay una luz al final de un túnel, y que con esperanza y determinación todo es posible.

Este artículo está basado en una historia de DKN.tv.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para la mejora personal basado en los principios universales de Verdad, Compasión y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para obtener más información, visite: falundafa.org y faluninfo.org.

Fuente

Deja un comentario